en e-contenidos, Medios, Periodismo ciudadano, Periodismo digital, Sociedad digital

El periódico-bar

 

Desde hace ya algunos años, en el mundo del humor están de moda los monólogos. ‘El Club de la Comedia tuvo bastante éxito y no hay local de copas y actuaciones que se precie que no cuente con un elenco de monologuistas nocturnos. En el mundo de la prensa es diferente. Ahí, el monólogo no es una moda, sino una tradición muy arraigada. Tanto, que desde siempre se ha enseñado en las facultades de periodismo a monologuear mejor que nadie. 

Cuando un periodista escribe un artículo o un reportaje, lo expone a un público que, a diferencia del del local nocturno, no ríe ni calla dolorosamente, simplemente lee y escucha. La conversación, la enriquecedora dialéctica se da en el bar u otros lugares sociales y/o familiares, donde comenta ese pieza periodística con los que le rodean.

Pese a los muchos y buenos ejemplos de nuevos medios basados en comunidades y nuevo periodismo digital que surgen cada día, el monólogo periodístico se resiste duramente a dejar paso al futuro. Aunque suene redundante, por desgracia no lo es: el futuro de la comunicación es la conversación.

Por eso, me gustaría adaptar humildemente unas ideas muy simples, muchas de ellas totalmente arraigadas en la blogosfera, para que estos medios conviertan sus redacciones digitales en audiotorios con bares, muchos bares donde se converse:

  • Abran ya los comentarios a todo su contenido. Es simple, sí, pero hay que seguir repitiéndolo hasta que lo hagan. Un buen ejemplo (y de éxito) en este caso es 20minutos.es. En un bar se comenta todo.
  • Permitan los comentarios anónimos. Favorezca, si quiere, que la gente que se registre, pero no les obligue a hacerlo para comentar. A nadie le gusta sentirse obligado a algo, y menos si se trata de una cortapisa para expresar su opinión. Hay muchas otras maneras mejores de fidelizar y de conseguir registros. Si en un bar me prohíben hablar antes de haber pedido la consumición, ni siquiera la pido.
  • Pregunten directamente a los lectores. En un artículo de opinión, después de que el columnista exponga la suya, podría pedir la del lector. En una entrevista, el entrevistador puede preguntar al lector qué impresión ha obtenido del entrevistado después de leer la pieza. Una buena manera de generar conversación es reservar la última pregunta para padirle al personaje que pregunte él a los lectores aquella cuestión que quiera, y que éstos le respondan en los comentarios.
  • Permita que los lectores se suscriban a los comentarios de una determinada noticia, y haga que aquellos que estén registrados y hayan dejado un comentario, se suscriban automáticamente (a no ser que digan lo contrario marcando una casilla cuando hagan el comentario). La mayoría siempre vuelve para ver si alguien les ha replicado su comentario. Con estas medidas les ayuda a que lo hagan y gana páginas vistas.
  • Pida a sus periodistas que dediquen un poco de tiempo a comentar los comentarios de sus noticias. Si los lectores tienen la esperanza de que el propio autor responda a sus comentarios, harán más y volverán más veces a ver si ésto ha ocurrido. Los lectores obtienen una experiencia informativa mucho más rica e interactiva ven más páginas.
  • Si tiene versión en papel, dedíquele una hoja diaria a publicar las aportaciones más interesantes de su audiencia. Aunque muchos dicen que el papel está muriendo, su prestigio no. Si sus lectores digitales tienen la esperanza de que su aportación quede inmortalizada en su edición diaria en papel, hará más y mejores. ¡Y quizá gane un lector en papel!

Promoviendo el ‘CitJ’ con los comentarios:

‘CitJ’ es el acrónimo que está empezando a expandirse para referirse a una expresión cada vez más empleada, pero demasiado larga: “Citizen Journalism”. Mediante un sistema tan simple como los comentarios no sólo favorecemos la conversación en torno a una hoguera, que es la noticia. Podemos conseguir que nuestros lectores aporten buena leña:

  • Haga que sus diseñadores web habiliten la posibilidad de que el lector adjunte fotografías, cortes de audio y clips de vídeo en sus comentarios. Imagine la crónica que su reportero ha hecho sobre una gran tormenta caída esta tarde. Seguramente no habrá salido del centro de la ciudad para comprobar los estragos, que pueden ser leves. Sus lectores de la periferia pueden adjuntar fotos y vídeos en los que podamos ver consecuencias más graves (o menos). En cualquier caso, este tipo de comentarios vienen a enriquecer enormemente la información, contribuyen a construirla. No se preocupe por el espacio, seguramente sus lectores habrán subido este material a Flickr o Youtube primero y no tendrá que soportar el peso en sus servidores.
  • Promueva la ‘ficha o espacio del usuario’. Si tiene una política de registros en su medio, aprovéchela para aportarle valor al lector y no sólo para mandarle publicidad al mail. Permítale que el propio usuario ajuste esta ficha a su gusto, subiendo su foto, poniendo sus links favoritos, destacando el de su blog, poniendo una relación de todas las aportaciones que ha hecho en el medio desde que es usuario, lista de los tags que más busca en las noticias de su medio, posibilidad de suscribirse por RSS a sus comentarios en concreto, permitiendo que su foto aparezca cada vez que comente cualquier pieza, etc. De esta manera, se consigue usuarios más fieles, que visitan muchísimas más paginas por sesión y que alientan la conversación entre los demás lectores, al quedar definidos los perfiles y, por tanto, las preferencias de unos y otros. Poco a poco irá creando una comunidad de personas muy bien informadas que tendrán como referencia su medio, interactuando con sus periodistas y entre ellas. Vivirán, unos minutos cada día, pero contínuamente, dentro de su medio. Eso es un gran éxito profesional y un gran atractivo para los anunciantes. No me gusta entrar en bares vacíos, estoy más agusto si al cruzar la puerta encuentro a gente bebiendo y conversando.
  • Haga concursos entre estos usuarios. Ofrezca premios al mejor comentario, a la mejor aportación (foto, vídeo, etc.). Elija al usuario (llámelo como quiera) de la semana y ofrézcale publicar en una columna reservada a ese ganador. Públiquela también en papel, si es el caso.

Se habla mucho de saber ver y usar la cara tecnológica en los nuevos medios, pero lo realmente difícil es saber manejar adecuadamente la cara humana. Prácticamente cualquier CMS de código abierto puede soportar todas estas ideas. No hace falta grandes inversiones en diseños y rediseños. Quizá sobre con unas poquitas horas extras de un par de las decenas de programadores web que tienen estos medios. Quizá ni siquiera eso. Lo único que sí hace falta es la voluntad de acabar el monólogo y comenzar el diálogo, en el periódico-bar.

(Foto: ilustración del e-libro “Nosotros, el Medio” –PDF-; de ‘The Media Center’)

Related Posts with Thumbnails

Escribe un comentario

Comentario

  1. HOLA PAU. HUI HE DESCOBERT LA TEUA WEB FENT UNA D’EIXES CERQUES QUE FEM QUAN ESTEM AVORRITS. ESTAVA DOTOREJANT LA QUANTITAT DE PLANES QUE EIXIEN AL GOOGLE AMB INFORMACIÓ DEL MEU POBLE, BETXÍ. M’HA SORPRÉS, NO SABIA QUE HI HAVIA CAP PERIODISTA XIC BETXINENC. JO TAMBÉ TREBALLE AL SECTOR DELS MITJANS I LA COMUNICACIÓ. M’HA PAREGUT TOT EL TEU POST MOLT INTERESSANT. DES D’ARA TOTS ELS DIES ENTRARÉ A VORE QUE ENS CONTES. SALUT

  2. Me ha gustado mucho tu metáfora del bar. Me resulta acertada y cercana. Sólo falta que los medios de la época del dinosaurio se quieran dar cuenta.

  3. Gracias :) Lo estoy releyendo y no sé en qué estado de trance estaría cuando lo escribí para dirigirme al lector en tercera persona, el calor me afecta muy severamente, igual es que estaba pensando (ilusamente, supongo) en que lo estaría leyendo algún respetable señor con corbata y sillón de consejo editorial. En fin, los calores :%

Webmentions

  • e-galeradas : Nos vemos en el Ucam Media Lab 2007 02/07/2006

    […] Entonces di una primera respuesta rápida vía Twitter en la que me reafirmo: de no dedicarme a la comunicación me hubiese encantando montar mi pequeño negocio; algo que fuese a la vez trabajo y forma de vida. Y los que me conocen no se extrañarán si digo que me gustaría montar un chiringuito en la playa, una cafetería cachonda o un pequeño restaurante sólo con ocho o diez mesas. Al fin y al cabo, como los blogs, son sitios donde se fomenta la conversación. […]

  • e-contenidos ::: paullop.es » Diez consejos para periódicos pequeños y algunos comentarios 02/07/2006

    […] Sí, pero no confundir el portal con una plaza. En el primero hay que llamar al timbre y no siempre abren. En la plaza, menos botellón, puedes hacer casi de todo. Quizá la solución ni siquiera sea la plaza, sino el Bar. […]

  • e-contenidos ::: paullop.es » Último EGM: sólo se salva el que más apuesta por su audiencia 02/07/2006

    […] La prensa es un verdadero coloso en llamas y el único que se salva es el medio que, en mi opinión, más está apostando por considerar a su audiencia algo más que máquinas de deglutar información. Estoy seguro de que, viendo estos resultados, Escolar y JAMS sabrán interpretarlos como el camino a seguir y, por ende, espero que continúen apostando por “esa gente anteriormente conocida como audiencia” y su “periódico bar”. […]