Captura de pantalla del nuevo eContenidos

Si no encontramos tiempo en agosto para hacer esas chapucillas siempre pendientes en algo tan sumamente “sensible” al paso del tiempo como es un blog, ya medirás cuándo.

Así que he sido capaz de cumplir mi autopromesa y he comenzado lavándole la cara al blog con una única premisa: simplificar. Doy por hecho que a quien recala aquí no le sobra el tiempo y era tontería la multitud de puntos de atención que ofrecía la anterior maqueta, así que con este nuevo theme, que aún no he terminado de toquetear, me centro en lo básico: el contenido.

Ahora el resto consiste en escribir. Vamos, que para septiembre queda -como siempre- lo más difícil. A ver si consigo aprobar :)