¿Imaginas ya algún smartphone sin este icono?

Acaba de saltar la noticia de algo que se había comentado ya casi hasta el infinito: esta vez sí, WhatsApp será de pago para todo el mundo, Androids incluídos. La licencia de uso de la aplicación costará $0,99 (0,78€) y tendrá que renovarse una vez al año.

¿Por qué? Como dicen los propios creadores en su blog oficial,

When people ask us why we charge for WhatsApp, we say “Have you considered the alternative?”

Y la alternativa, según ellos, es algo que ya sabemos: que el producto no sea la app, sino el usuario: tú, yo, todos. Esto es lo que opinan de la publicidad:

Advertising isn’t just the disruption of aesthetics, the insults to your intelligence and the interruption of your train of thought. At every company that sells ads, a significant portion of their engineering team spends their day tuning data mining, writing better code to collect all your personal data, upgrading the servers that hold all the data and making sure it’s all being logged and collated and sliced and packaged and shipped out… And at the end of the day the result of it all is a slightly different advertising banner in your browser or on your mobile screen.

Vamos, que prefieren que paguemos menos de un euro al año que dedicar el talento de sus programadores a exprimir nuestros datos en lugar de a mejorar la experiencia de usuario de WhatsApp. Claro que esto lo han hecho después de captar una ingente millonada de usuarios con su licencia de pago-pero-gratis hasta hoy. Pese a eso, yo lo prefiero a la alternativa.