Acaban de nacer Media Factory, una aceleradora de startups netamente periodísticas; e IndieVoic.es, una plataforma para colectivizar la propiedad de nuevos medios en todo el mundo.

El crowdfunding se hace mayor, y crece precisamente para salvar una profesión imprescindible en la democracia.

En ‘El periodismo sí tendrá quien lo pague‘, publicado la semana pasada en el #Colaboratorio de Eldiario.es, escribo sobre ello y entrevisto a los CEO de ambos proyectos, Mariano Blejman y Sasa Vucinic (esta última la puedes leer en versión original en mi incipiente blog en inglés).