La semana pasada estuve en la Universidad Miguel Hernández de Elche para dar mis clases en el Máster de Innovación en Periodismo, que inauguró su segunda edición hace unas semanas. Uno de los temas surgieron durante las 12 horas de clase y prácticas (nos inventamos un ‘Palm Startup Contest’) fue el #CanonAEDE, ya que se aprobó en el Congreso mientras estábamos en clase, el jueves 30 de octubre por la tarde.

Mis alumnos no salían de su asombro. Muchos de ellos no conocían las partes más hardcore de la ley y no daban crédito. Creo que después de hablar y debatir sobre ello en clase son ya activistas anti-LPI. Al fin y al cabo, esta norma atenta directamente contra sus posibilidades como futuros innovadores y emprendedores en contenidos digitales y periodismo.

En un receso de estas clases, la periodista Lorena Escandell me grabó este vídeo en el que (gracias a su edición) sintetizo mi opinión sobre esta ley ad-hoc del Gobierno para la decrépita industria de la prensa tradicional: