Pau Llop

Producto digital: innovación, diseño y desarrollo de negocio.

Estado otoñal

Llueve en Córdoba, y al mismo tiempo que ello me hace feliz, el cielo me da el empujón perfecto para volver y contar qué está pasando en este otoño/curso que comienza

Microperiodismos, crisis y aventuras

Nos acaba de llegar a la oficina el libro ‘Microperiodismos, aventuras digitales en tiempos de crisis’, de Eva Domínguez y Jordi Pérez Colomé. Bottup es una de esas aventuras digitales.

Después de Venezuela

He tenido la suerte de conocer Venezuela. He estado allí entre el 28 de junio y el 10 de julio, invitado por Espacio Público, una non-profit civil de defensa de los DDHH centrada especialmente en la libertad de expresión y el acceso ciudadano a la información pública.

Periodismo ONG

¿Crees que es posible el periodismo sin una industria enorme detrás? Si crees que sí, ¿cómo? Si es que no: ¿Crees que es posible el periodismo? ¿Cómo?

Verano para el cuarto poder

Aquí es donde estoy ahora mismo:

Vista de la playa de la concha con la Isla de Santa Clara desde los jardines del Palacio de Miramar de Donosti, hoy (tiempo expléndido)

Vista de la playa de la concha con la Isla de Santa Clara desde los jardines del Palacio de Miramar de Donosti, hoy (tiempo expléndido)

La verdad es que es una maravilla de sitio. Miramar, antiguo palacio de veraneo borbónico acoge hoy los cursos de Verano de la Universidad del País Vasco. Yo estoy en el de Politika 2.0, en el que mañana a las 09.00 horas doy una ponencia que ya tiene título: ‘El cuarto poder: del negocio a la sociedad civil‘.

Importante: puedes seguirlo todo y participar activamente vía Twitter con el hashtag #pk2upv.

Conversaciones disléxicas con máquinas

Cada día que pasa tengo más claro que los periodistas no estamos preparados de ‘fábrica’ para estos tiempos. En esta era ‘apache‘ que nos ha tocado vivir hay que ser más McGyver que nunca. Cuando no tienes recursos, si eres teleco, puedes lanzarte al ruedo. Si eres periodista, ándate con ojo que te pillará el toro mecánico.

Después de dos años y pico de trabajo diario en Bottup, cuando ya creía (qué ingenuo) que había aprendido lo más importante a nivel técnico sobre este medio (Internet), cuando pensaba que saber tocar código php, hacer backups de BBDD, editar plugins, adaptar estilos CSS, embeber lo inembebible y luchar contra malignos iframes era ya bastante, resulta que no. Me acuerdo del Phperiodismo y resulta que me quedé muy corto.

Ocurre que todo tu trabajo y el de tus compañeros y el de cientos de personas implicadas en el proyecto depende -repito, cuando no tienes pasta- de unos señores que pringan de cheeseburger cada servidor que tocan. Y así, entonces, debes aprender qué es un shell, hacer backups de tu BBDD en MySQL a través de él, a detectar errores de servidor, a saber que es un rack y por qué es tan importante lo que se aloja en él, a conocer CentOS, Redhat o Debian, a susarrarle comandos obscenos a una máquina, a saber que no es lo mismo una IP española que una americana, a discernir muy bien entre GB, Gb, Mbit y saber cuál es la libre y cuál el gato.

Saber que el escurridizo archivo php.ini te va a robar a punta de desesperación varias horas de tu vida a cambio de revelarte su secreto para lograr que la base de datos se abra de piernas.

Y miles de pesadillas más para alguien de letras puras.

Desde luego, migrar de un truño de hosting como Dreamhost (por muy Private Server que tengas) a un dedicado que administras tu (algo así como conducir un Ferrari con carnet de ciclomotor) está siendo todo un reto. Veremos si sobrevivo.

PD: si alguien que controle bien me concede la gracia de ofrecerse como consultor (permitirme que le pregunte cosas por email) le estaré muy agradecido :)

Last updated by at .