Pau Llop

Producto digital: innovación, diseño y desarrollo de negocio.

Blockchain ofrece algo que en realidad es inherente al periodismo: acaparación, contrastación y control de datos.

Primero cedieron la distribución, ahora la publicación y pronto la propia producción. No es tan malo como parece.

FICOD 2008: cimientos para una economía más creativa, social y con futuro

El hall del Palacio Municipal de Congresos de Madrid, donde se ha desarrollado FICOD 2008

El hall del Palacio Municipal de Congresos de Madrid, donde se ha desarrollado FICOD 2008

Por fin. Por fin vuelvo a poder respirar y tener algo de vida. FICOD 2008 ya ha cerrado sus puertas. Lo hizo ayer, y por debajo de sus dinteles pasaron más de 7.000 personas relacionadas de alguna u otra manera con la industria de los contenidos digitales.

Una industria que experimentó un crecimiento del 14 por ciento en 2008, con una facturación de más de 4.200 millones de euros. Un industria clave para el Gobierno, como sinceramente creo que han demostrado estos tres días de FICOD. Que nadie se engañe. Quien me conoce sabe lo que pienso de la clase política en general. Pero en este caso, lo que he visto y oído de los responsables que en realidad tienen en sus manos hacer cosas, es bastante prometedor.

Mi contribución a FICOD 2008, a través de Nxtmdia, ha consistido en el diseño, desarrollo y producción del blog oficial del evento (65 posts), que iniciamos apenas cinco semanas antes del evento, al mismo tiempo que el Twitter oficial (más de 350 tweets), que en ese escaso tiempo ha alcanzado la cifra de 481 followers.

Ha sido una gran experiencia trabajar con un equipo tan grande y tan heterogéneo. Gente de red.es, de Saatchi&Saatchi, de GPS Comunicación, De Ágora News, de Networking Activo, etc.

FICOD 2008 ha sido un éxito. Pero, por no perder la sana costumbre de buscar las llagas, creo que precisamente por el éxito que ha tenido esta segunda edición hay que pensar en como explotarlo mejor. Se me ocurre que la mejor manera es seguir, seguir y no esperar un año.

La web nos permite trabajar desde ya en beneficio de esta industria que, sinceramente, creo que puede (ojalá) ser el pilar de una nueva economía más productiva (y menos especulativa), más abierta al desarrollo microempresarial, a más proyectos, a más maneras de entender el mundo, a nuevas ideas, a una nueva creatividad que sustituya progresivamente los eternos dogmas del desarrollo arcaico y de cartón piedra de otros sectores económicos preponderantes hasta ahora.

Creo que todos/as los que de alguna manera vivimos de y para este sector tenemos motivos para tener esperanzas. Nuestra obligación es trabajar para que no se frustren.

Foto (cc): marilink

Last updated by at .