Pau Llop

Producto digital: innovación, diseño y desarrollo de negocio.

Los medios se están tragando a los periodistas

Literalmente. El mismo día que dedica su portada a sangre al paro, el diario ABC anuncia -por otros medios, no en el suyo: vergüenza la justita– un ERE para depedir a 238 trabajadores, más de la mitad de una plantilla de 456 (ojo a qué medio enlazo).  Hace sólo unos días que cerraba el gratuito Metro, dejando en la calle a 83 personas. ADN.es cerró hace unas semanas en falso echando a la calle a 40 de los mejores profesionales del periodismo digital de nuestro país. La deuda y la caída de la publicidad derrumban a PRISA.  El Grupo Joly no renueva a sus trabajadores digitales. El gratuito Qué! tampoco se libraba del ERE. Localia también cerraba por los lamentables motivos que todos conocemos. El ERE ratificado en el Grupo ZETA se lleva por delante finalmente a 442 profesionales.  20 minutos no se libraba de despedir. Los medios públicos (propagandistas por imposición, en este caso) tampoco se libran: Telemadrid anuncia 80 despidos. Mientras, se esperan aún muchos más despidos, por ejemplo, en Unedisa, donde la horquilla aún baila entre 200 y 400 puestos de trabajo a destruir. Algunos estiman en más de 5.000 los periodistas que se quedarán sin trabajo durante este nefasto año. 4.000 ya lo perdieron en 2008. Y mientras los grandes grupos editores se fijan en Sarkozy y se van a La Moncloa a estir la chaqueta de Zapatero (y de su Majestad, si hace falta).

Mucho número negro que podemos ver en este mapa:

Mapa interactivo de Meipi donde se muestran todos los despidos, EREs, conflictos y huelgas en los medios españoles. He ampliado la ciudad de Madrid para que se vea en detalle el mayor número.

Mapa interactivo de Meipi donde se muestran todos los despidos, EREs, conflictos y huelgas en los medios españoles. He ampliado la ciudad de Madrid para que se vea en detalle el mayor número. Es recomendable consultarlo en su sitio original (y ya de paso conoces Meipi, una muy buena herramienta).

De esto se pueden hacer muchas lecturas. Algunas de ellas:

  • Es algo pasajero debido a la crisis económica que afecta a todos los sectores. No es culpa de nadie en concreto.
  • Es algo que se veía venir, pero que se solucionará aplicando algunos cambios en cómo funcionan los medios.
  • Es una crisis estructural que afecta a cómo se concibe la información (un negocio) y que está arrastrando a una profesión entera (el periodismo) hacia el pozo al que la conduce los que manejan dicho negocio por su equivocada visión.

Dice Juanlu en su último y certero post:

“Las empresas informativas son tiburones sin escrúpulos que juegan con ideologías, vocaciones e intereses (…) Pero hagamos lo que esté en nuestra mano para que la profesión pueda refundarse después de esta doble crisis. Con ellos o sin ellos. Probablemente sea una de las últimas oportunidades”.

No sé si estamos ante la última oportunidad, pero desde luego éstas no van a ser infinitas.  Cita también Juanlu una conversación en el blog de otro amigo, David Martos, en la que concluyen que la obligación del periodista, para sobrevivir a esta debacle, pasa simplemente por mostrar su utilidad a la sociedad, a fin de que ésta no nos cambie por un algoritmo.

¿Un trabajo para emprendedores sociales?

Hace unos días leía en The Huffington Post un artículo que me hizo reflexionar. Me lo pasó Kenny Klewett, de Ashoka España. Se titula “Como salvar a los periódicos” y es bastante revelador. En él se habla de un modelo de negocio híbrido (llamado L3C) a medio camino entre la financiación propia y la privada procedente de fundaciones. Se trata de encontrar editores dispuestos a poner el periodismo por delante (por delante de dividendos a final de año, se entiende). Entender el periodismo como una profesión social. Un trabajo para emprendedores sociales, financiados a través de fundaciones, programas de Responsabilidad Social Corporativa, programas públicos y por la propia sociedad.

Pero claro, para que eso sea posible es necesario que:

  1. El periodista logre convencer a la sociedad de su necesidad
  2. Los medios dejen de ser unidades de negocio que cotizan en bolsa, con inversores que nada les importa la profesión y cuyo trabajo (especular) es el que, en parte, ha alimentado al actual monstruo de la crisis.

¿Cómo evitar ser devorados?

Periodismo y derechos humanos. Periodismo ciudadano. Iniciativas globales. Redes sociales de ciudadanos interesados en temas o en ámbitos geográficos concretos. Herramientas. Apoyo a los emprendedores sociales. Dignidad. Ilusión. Valentía. Vocación. Ganas. Con esto creo que es suficiente para comenzar a buscar un camino viable para nuestra profesión de hoy en adelante.

Ya lo dijo el maestro polaco antes de Internet y de la crisis: los cínicos no valen para este oficio.

Una buena sombra para los emprendedores sociales

Logo de Ashoka

Logo de Ashoka

De las iniciativas buenas hay que hablar, aunque en principio parezca que escapan al ámbito periodístico. Ayer estuve en el Instituto Cervantes de Madrid para acudir al nombramiento de los nuevos Emprendedores Sociales de Ashoka España.

Ashoka se define como:

“Una organización mundial que identifica e invierte en ideas innovadoras en manos de emprendedores sociales para impulsar cambios estructurales y duraderos”

Los escogidos (tras un durísimo proceso de selección) fueron Jordi Pietx, Roser Batlle, Narcís Vives, Beatriz Fadón y José María Pérez ‘Peridis’ (sí, el dibujante de El País, que además es arquitecto y gracias a su labor se han restaurado muchos edificios históricos en este país).

Me gustó sobre todo el proyecto de Narcís Vives, Atlasdeladiversidad.net, que busca motivar en relación a la introducción de las TIC en el aula y crear redes geográficas y humanas que fortalezcan la cooperación, el intercambio y el aprendizaje mutuo.

Lo que me interesa de Ashoka es la manera de apoyar a los emprendedores sociales: un sueldo para que puedan dedicarse exclusivamente a su proyecto y un gran apoyo en networking para moverlo a través de su red mundial de contactos.

I Premio Jóvenes Emprendedores Sociales

Pues sí. Allá por mayo vi que la Universidad Europea de Madrid (UEM) convocaba, junto con la International Youth Foundation (IYF), los Premios Jóvenes Emprendedores Sociales, y rellené el formulario online. Hace unas tres semanas me llamaron de la UEM para comunicarme que el jurado me había seleccionado junto con otros nueve jóvenes menores de 30 años para este galardón, y os aseguro que fue una sorpresa.

Recogiendo el premio (Foto: Juan Luis Jaén, Madridiario.es)

Recogiendo el premio (Foto: Juan Luis Jaén, Madridiario.es)

Lo mejor de este premio es que incluye una breve formación en la propia UEM, cuya primera fase realizamos la pasada semana. Fue lo mejor porque me permitió pasar mucho tiempo con los otros compañeros galardonados, conocer sus proyectos -algunos realmente fantásticos- y hacer buenos amigos. El día de la entrega, el pasado viernes en el impresionante Caixa Fórum de Madrid, todos éramos una piña para arropar a Camila Forero, la compañera que obtuvo la mención especial del jurado por su proyecto Romihilo, una empresa de Inserción Socio Laboral de confección y la transformación textil que capacita profesionalmente al colectivo de mujeres gitanas para abrirles una vía al mercado de trabajo.

Camila fue la encargada de leer el discurso por parte de los premiados, texto que fue consensuado entre todos el día antes y en el que se agradece el premio y se reclama más visibilidad y, sobre todo, recursos para reforzar la actividad de los emprendedores sociales.

Los otros ocho compañeros/as fueron Esther Guerrero Algara, de Barcelona, por el Proyecto Puente al IES; Itziar de Antón y de Paz, de Zamora, por ‘Sonrisas para todos’, en favor de la salud oral para personas discapacitadas; Javier Pinto Sainz (un crack, oigan), madrileño, por Barha Party; Mercè Triay, por ‘Nibellanibestia.org‘ un servicio de atención telefónica y ‘online’ para prevenir los malos tratos de género desde la adolescencia; Sara Blasco, madrileña, por proyectos relacionados con los derechos humanos; María Caramés, asturiana, por ‘TBO más cerca’, un cómic elaborado con chavales de instituto y que es una delicia (tengo un ejemplar, una maravilla); Andrés González, por el Programa Columbia y Sandra Arias, asturiana, por ‘En el Patio a Cada Rato’, que propone debatir sobre cooperación y los objetivos del milenio a través de representaciones y performances en los patios de colegios e institutos.

Esta es la primera edición -con continuidad anual a partir de ahora- de estos premios en España, que la IYF viene celebrando desde hace algunos años en otros muchos países. El jurado de esta convocatoria pionera estuvo compuesto por Francisco Luzón, Consejero Director General del Grupo Santander; los periodistas Hernán Zin -tan buena gente como siempre :) gracias Hernán- y Nieves Herrero, María Calvo, directora general de Ashoka España; la Presidenta del Grupo Quirón, Pilar Muro; Jossep Gassó Espina, presidente dela Fundació Esplai y Miguel Carmelo, presidente de la UEM. Por cierto, de agradecer es la labor de Aarón Rodríguez, profesor de la UEM y coordinador de este premio, que nos ha ayudado un montón durante estos días :)

Last updated by at .